20 agosto 2010

Ya suman 768 los científicos repatriados

En los últimos años regresaron 768 profesionales que habían emigrado. Las políticas de incentivo del Estado nacional y el crecimiento del país aparecen como factores que explican el reflujo

A través del Programa Raices ya fueron repatriados 752 científicos argentinos.

El proceso de “fuga de cerebros” que caracterizó a la Argentina durante muchos años parece ser un fenómeno del pasado. Desde hace seis años han regresado al país 768 científicos. En este reflujo han influido de manera determinante el proceso de recuperación económica que vive el país y los incentivos concretos a los estudios que brinda el Estado nacional, a través del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva.

La mayoría de los científicos repatriados pertenecen a las ciencias biomédicas, un campo en el que la Argentina se destaca en el mundo por tener un alto nivel de capacitación y desarrollo.
El Programa RAÍCES (Red de Argentinos Investigadores y Científicos en el Exterior) se puso en marcha en 2003 e incluye todas las iniciativas de promoción para la repatriación de científicos que se lleva adelante a través de la Agencia Nacional de Promoción Científica y Tecnológica y del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Tecnológicas (CONICET), dependientes del Ministerio de Ciencia Tecnología e Innovación Tecnológica.

“Los investigadores que están retornando, en su gran mayoría, se fueron durante la crisis económica del 2000 al 2002. Ahora, muchos de ellos con posdoctorados hechos, deciden regresar, a partir de los cambios en la situación del país y de las posibilidades que se les brindan desde el Estado”, explicó el titular de la Agencia Nacional de Promoción Científica y Tecnológica, Armando Bertranau, en diálogo con Buenos Aires Económico.

Los 768 científicos que regresaron al país desde 2003 pertenece, en su mayoría, a las carreras biomédicas “porque son las que más desarrollo tienen en el país, dentro de las ciencias duras”, explicó el funcionario. También señaló que entre los repatriados hay ingenieros, profesionales muy buscados en todo el mundo.

“Hay una carencia de ingenieros de todo tipo a nivel mundial, algo que ya se refleja en las matrículas de las universidades donde se cursan esas carreras. De hecho, Estados Unidos está importando profesionales de esos campos desde China”, ejemplificó Bertranau.

Las políticas de incentivo a los investigadores repatriados intentan, además, que estos se instalen no solamente en la Ciudad de Buenos Aires, y en las provincias de Buenos Aires, Santa Fé y Córdoba, donde se concentra la mayor parte de los científicos.

“Queremos que la llegada de los científicos repatriados favorezca equitativamente a todo el país, ya que nos encontramos con una distribución asimétrica de investigadores”, sostuvo el funcionario nacional. La mayoría de los investigadores vuelven de Estados Unidos y de países de Europa.
Uno de los principales instrumentos de promoción para la repatriación de científicos con los que cuenta el Gobierno nacional son el Programa de Recursos Humanos (PRH), a través del cual se financia la reinstalación del investigador en el país y se otorgan subsidios para la adecuación de infraestructura y la realización de proyectos de investigación científica y tecnológica.

Otra herramienta que ha favorecido el retorno de profesionales es la Beca de Reinserción que brinda el CONICET. Se trata de una iniciativa destinada a jóvenes investigadores que se encuentran en el exterior y apuntan a financiar su trabajo en el país durante dos años, hasta su incorporación efectiva a una institución pública o privada de investigación.

También con la intención de favorecer el regreso de científicos, el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva firmó, días atrás, un convenio con la Dirección Nacional de Migraciones para brindar asesoramiento a los investigadores que se encuentran en el exterior y de- seen volver al país.
Armando Bertranau dijo que “la decisión de volver al país es difícil y pesan muchos factores, por eso el Estado nacional ha implementado políticas efectivas para que el regreso sea un paso positivo en la carrera de un científico”.

En cuanto a las ciencias que tienen prioridad en las iniciativas de fomento del retorno de científicos, se destacan las “duras o básicas”: físicos, químicos, ingenieros. Afirmó además que “los científicos repatriados se incorporan al sistema de investigación pública o a empresas de primer nivel, a las que les interesa desarrollar investigaciones”.

Por otra parte, expresó que “en la actualidad, los investigadores que salen del país lo hacen para hacer un posdoctorado, que tiene que ver con el desarrollo de una tesis de grado. Hoy, los posgrados y doctorados ya se pueden realizar en universidades argentinas”.

Uno de los desafíos más fuertes del Gobierno nacional es recuperar la investigación que, antes de las privatizaciones, desarrollaban las empresas estatales. “Tenemos que formar equipos de desarrollo para abordar, por ejemplo, las investigaciones en materia de hidrocarburos que antes hacía YPF, indicó Bertranau.

En este sentido, resaltó el trabajo de investigación que viene desarrollando Aguas y Saneamientos Argentinos (AySA) en materia de ingeniería sanitaria. “Es una manera de fortalecer el conocimiento en áreas del conocimiento que estaban desmanteladas”, subrayó.

El funcionario enmarcó el nuevo impulso de la investigación científica y el retorno de profesionales “en un país que está en pleno crecimiento, con buenos salarios para científicos tanto en la investigación como en la docencia universitaria”. En esta línea afirmó que “hoy Argentina está en condiciones para seguir aumentando su desarrollo científico”.

EL APORTE DESDE LA PROVINCIA
En la provincia de Buenos Aires, se instaló más del 30% de los científicos que regresaron en los últimos años. El Gobierno provincial, a través de la Comisión de Investigaciones Científicas (CIC), colaboró con el Estado nacional en este proceso.
Rodolfo Bravo, miembro del directorio de la CIC explicó que han “hecho colaboraciones adicionales para la compra de equipamiento en casos de científicos repatriados”.
En diálogo con Buenos Aires Económico expresó que los investigadores que volvieron se han instalado, en su mayoría, en La Plata, Mar del Plata, Bahía Blanca y San Martín. “A la provincia han regresado, en su mayoría, especialistas en Biotecnología, Ingeniería y Agronomía”, detalló.
La CIC viene impulsando un importante trabajo de articulación de sus investigadores con los requerimientos de las distintas áreas del gobierno provincial y con las universidades nacionales que se encuentran en territorio bonaerense.
“Tenemos un programa de becas destinado al trabajo de investigación en chacras que posee en Ministerio de Asuntos Agrarios”, ejemplificó Rodolfo Bravo. En este sentido, subrayó el trabajo conjunto de la CIC y de universidades para el desarrollo de medicamentos que serán destinados a hospitales públicos y unidades sanitarias de la provincia de Buenos Aires.

Fuente: elargentino.com

http://www.argentina.ar/_es/ciencia-y-educacion/C4430-ya-suman-768-los-cientificos-repatriados.php

Categorizado | Investigación en argentina

Deja una respuesta

NO se publicarán comentarios que contengan insultos o malas palabras


3 + = 5


Estimados amigos:
Este sitio no recibe apoyo privado ni estatal. Preferimos que sea así para poder publicar lo que consideramos "buenas noticias" sobre nuestro país de manera independiente. Si te gusta este sitio y querés colaborar para que sigamos online seleccioná un monto y hacé click en Donar.
Gracias por leernos y por tu colaboración!!
Donar:

Las Malvinas fueron, son y serán argentinas!

Humor


CALOI | caloi.com.ar


51.gif


DANIEL PAZ & RUDY | Página 12

Daniel Paz & Rudy