Mejore su puesto de trabajo, su salud se lo agradecerá

Puede tener tiene un encontronazo positivo en el desarrollo laboral y optimización la salud mental y la salud general, al achicar el sedentarismo, afirma una investigación que se publicó hoy en BMJ

Todos los días más compañias se olvidan del clásico puesto de trabajo y apuestan por mesas y sillas más altas y espacios menos constreñidos para sus trabajadores. Ya que bien, la elección no solo tiene un encontronazo positivo en el desarrollo laboral, sino que optimización la salud mental y la salud general, al achicar el sedentarismo, afirma una investigación que se publicó hoy en The BMJ.

Mantenerse sentado muchas horas, algo recurrente en la mayor parte de los cargos laborales, se asocia con un más grande sedentarismo y un más grande compromiso de anomalías de la salud crónicas (diabetes tipo 2, patología cardíaca y algunos tipos de cáncer), de esta forma como de muerte. Y, además, además se relaciona a con un peor desempeño resultados, como deber y presentismo.

Los trabajadores de oficina son una de las ciudades más sedentarias, puesto que pasan del 70% al 85% del tiempo en el trabajo sentado, pero hasta la actualidad los estudios que trataron de buscar formas de achicar el tiempo de estar sentados en el sitio de trabajo no poseían la calidad bastante.


SMArT Work

Por eso un conjunto de estudiosos con origen en el Reino Unido, con ayudantes en Australia, se dispuso a considerar el encontronazo de Stand More AT (SMArT Work), una participación creada para achicar el tiempo sentado a lo largo de las horas de trabajo.

El ensayo comprometió a 146 ‘oficinistas’ de los Hospitales Universitarios de Leicester NHS Trust, de los cuales 77 fueron asignados a la suerte al grupo de participación y 69 al grupo de control en el transcurso de un lapso de 12 meses. La edad promedio de los competidores era de 41 años, el 78% anunció ser de etnia europea blanca y la mayor parte (80%) eran mujeres.

El grupo de participación trabajó en una estación de trabajo ajustable en altura y recibió un corto seminario sobre su uso preciso. Por su lado, el grupo control siguió haciendo un trabajo como siempre.
Los trabajadores de oficina son una de las ciudades más sedentarias, puesto que pasan del 70% al 85% del tiempo en el trabajo sentado

La proporción de tiempo sentado de los trabajadores se valoró usando un gadget colocado en el muslo al inicio del estudio y a los 3, 6 y 12 meses. También se asentaron los escenarios de educación física día tras día y algunas cuestiones similares con el trabajo (la actividad laboral, el presentismo) y la salud (el estado de arrojo, la calidad de vida).

Al inicio del estudio, el tiempo total que parmanecieron sentado era de 9,7 horas por día. Los resultados detallan que a los 3 meses había disminuido en 50,62 minutos al día, en 64,40 minutos a los 6 meses y en 82,39 minutos a los 12 meses en el grupo de participación frente a el grupo control. El tiempo de descanso prolongado además se redujo en el grupo de participación.
Al inicio del estudio, el tiempo total sentado era de 9,7 horas por día

Esta reducción en los minutos sentados fue reemplazada, mayormente, por el tiempo que permanecía parado en vez de desplazarse, puesto que el tiempo y la educación física se mantuvieron sin cambios.

Los resultados además proponen novedades en el desarrollo y el deber laboral, la fatiga ocupacional, el presentismo, la ansiedad día tras día y la calidad de vida, pero no se hallaron cambios visibles en la agrado laboral, la funcionalidad cognitiva y la sepa por patología.

Los autores admiten que sus hallazgos tienen la posibilidad de no aplicarse a otras organizaciones, y que la autoinformación de resultados relacionados con el trabajo probablemente halla afectado los resultados.

Sin embargo, creen que el SMArT Work redujo con triunfo el tiempo de sentarse a corto, mediano y extenso período, y se observaron cambios positivos en la salud mental y relacionada con el trabajo.
Se hallaron cambios visibles en la agrado laboral, la funcionalidad cognitiva y la sepa por patología.

En un editorial, Cindy Gray de la Facultad de Glasgow (Reino Unido) asegura que hablamos de un estudio considerable que revela reducciones duraderas en el accionar sedentario y otros provecho relacionados con el trabajo. No ibstante, la experta cuestiona los provecho potenciales para la salud de sencillamente sustituir sentarse por trabajar parado. La participación, recuerda no creció la educación física probablemente más beneficiosa.

Además cuestiona la transferibilidad y la idoneidad de SMArT Work para otros tipos de empleados, incluidos los trabajadores por turnos, de esta forma como su rentabilidad, que, según ella, debería abordarse en futuras indagaciones.

Leave a Comment