21 mayo 2013

Argentinos que resuelven problemas usando la matemática

Son el único taller de algoritmos en el país, formado por jóvenes profesionales. Garantizan la resolución de problemas, tanto sociales como económicos, de grandes y pequeñas empresas, así como de organismos públicos.

continente siete

 

Por Natalia Szydlowski | Toma Mate y Avivate

nysprensa@gmail.com

En una moderna oficina de Vicente López, encontramos un grupo de jóvenes estudiantes y profesionales, creando cálculos matemáticos muy particulares denominados “algoritmos”. La empresa, Continente Siete, fue llamada así, porque justamente los algoritmos representarían un “séptimo continente virtual”, en el que se desarrolla un modelo matemático, que luego es “bajado” a la realidad. Al aplicar las medidas que surgen de estos algoritmos, siguiendo esta metodología propuesta, se puede solucionar apropiadamente la problemática en cuestión. Así, esta empresa constituye el primer Taller de Algoritmos de la Argentina.

Inicio en la Argentina

Nacieron como un “Laboratorio de Investigación” dentro del Instituto Tecnológico de Buenos Aires (ITBA), y en el año 2008 se organizaron como empresa privada. Integrada mayoritariamente por jóvenes Ingenieros de distintas ramas, Matemáticos, Diseñadores Gráficos y Marketing, se caracteriza por ser una empresa con un staff horizontal, es decir carece de una organización jerárquica. Esto promueve el dinamismo y comunicación intergrupal, características esenciales para este tipo de trabajo. Por otro lado, la diversidad de profesiones permite que cada uno seleccione las herramientas adecuadas para llegar al algoritmo más conveniente que posibilite la resolución del problema presentado.

Funcionamiento

Se organizan en varios grupos de trabajo encabezado por un líder. Cada uno toma un proyecto (problema a resolver), y se realizan varios encuentros con el cliente, quien les explica su/s inconveniente/s además de brindarle la información solicitada. La naturaleza de esta última variará según el caso a resolver, por lo que cada uno difiere tanto en el análisis como en la recolección de datos. Luego, en Continente Siete emplean sus conocimientos para encontrar el algoritmo adecuado al problema, lo prueban y es entregado al cliente. La forma de entrega es diversa, a través de un software, servicio, herramienta online, etc.

Asimismo, se encuentran constantemente investigando y desarrollando nuevas ecuaciones y cálculos de este tipo, para luego ir en búsqueda de mercados “aplicables”.

Desafío

Presenta un gran reto cada uno de los proyectos, debido a que todos difieren en su esencia. Continente Siete trabaja en proyectos que persiguen fines económicos, como la optimización de la venta de productos, publicidad, oferta y demanda. Pero, por otro lado, como los algoritmos son también aplicables a situaciones sociales, esto termina generando un nexo entre dos ciencias (matemáticas-sociales) donde también la empresa se desarrolla. Algunos ejemplos de lo trabajado son: el impacto de las adicciones que tendría en una organización, distribución óptima de francos laborales que brinden mayor grado de satisfacción, mejoras en la frecuencia de horarios del transporte público, etc.

Clientes posibles

Puede acceder desde cualquier individuo que tiene un negocio hasta una gran empresa. Es decir, cualquiera que presente una dificultad a resolver de carácter ambiental, cultural, económico como social.

Ideas a futuro

El taller crece día a día con cada uno de los proyectos que les llega, así como los que generan en forma voluntaria y ofrece al mercado. Es un deseo de la empresa desarrollarse no sólo a nivel privado, sino también estatal.

Quién lava los platos, resuelto con un algoritmo

Alguna vez le habrá pasado de faltar o irse vacaciones o simplemente no almorzar y justo tener designado que Ud. lavaba todos los platos de sus compañeros…Injusto ¿no? Esto en Continente Siete no ocurre, ya que diseñaron un algoritmo, implementado a través de un tablero de goma eva, que se encuentra colgado en una cartelera dentro del comedor. “El algoritmo” es como una “carrera a lavar los platos”. El que come avanza un casillero, el que lava es porque llegó a la meta, y el que lavó vuelve al punto de largada. Esto genera igual grado de satisfacción y equidad, fomentando el buen clima del equipo, sumado a las chistes “matemáticos-nerds” ¡infaltables a la hora de la comida!

Agradecemos a Continente Siete

Para más información: www.continentesiete.com info@continentesiete.com

Fuente: Toma Mate y Avivate

Toma Mate y Avivate permite la reproducción total o parcial de sus notas citando la fuente

Categorizado | Tecnología argentina

Deja una respuesta

NO se publicarán comentarios que contengan insultos o malas palabras


Estimados amigos:
Este sitio no recibe apoyo privado ni estatal. Preferimos que sea así para poder publicar lo que consideramos "buenas noticias" sobre nuestro país de manera independiente. Si te gusta este sitio y querés colaborar para que sigamos online seleccioná un monto y hacé click en Donar.
Gracias por leernos y por tu colaboración!!
Donar:

Las Malvinas fueron, son y serán argentinas!

Humor


CALOI | caloi.com.ar


38.gif


DANIEL PAZ & RUDY | Página 12

Daniel Paz & Rudy